Anti-Melman. El Sr. Charles Melman Trastorna el Psicoanálisis – por Anaëlle Lebovits-Quenehen – 2021-06-07

ANTI-MELMAN

El Señor Charles Melman trastorna el psicoanálisis

Por Anaëlle Lebovits-Quenehen

2021-06-07


En 1878, Friedrich Engels publicó El Señor Eugen Dühring trastorna la ciencia[1], un ensayo también conocido comúnmente como el Anti-Dühring.

El 15 de abril pasado, Charles Melman dio una importante conferencia sobre “El futuro de los niños en la crisis cultural”. ¿Quién es Charles Melman? Su referencia de Wikipedia lo presenta: es un psicoanalista “que continúa el trabajo de Freud y Lacan”, fundador de “la más importante en número de las asociaciones lacanianas”. Su conferencia, impartida como parte de una “Escuela Práctica de Altos Estudios en Psicopatologías” desde su creación, reunió a 87 personas en Zoom y a un centenar en YouTube.

El psicoanalista presenta a su público, durante la primera hora, los conceptos más adecuados según él para dar cuenta de la forma en que los niños se reconocen a sí mismos como niña o niño: sexuación, incorporación, rasgo unario, rasgo fálico, etc. Lo que nos llamó la atención es la última parte de la conferencia y su puntuación clínica, así como las modalidades de transmisión en esta “Escuela de Atos Estudios.”

La historia que Charles Melman cuenta “voluntariamente” porque le parece “ejemplar”[2], se refiere, nos dice, a “un joven de nuestro tiempo, es decir bien en todos los aspectos, y que viene de una buena familia”. Un día, este joven le confió a su analista, Charles Melman: “Estaba con un amigo en mi habitación y luego sentí una emoción hacia él”. Dirigiéndose a su analista, le pregunta: “¿Pero por qué se debería desear a una joven chica?”

Con eso, Charles Melman le pregunta a su audiencia de Zoom: “Estoy seguro de que todos ustedes tienen la respuesta, ¿eh? Saben cómo responderle. Y si saben cómo responderle, ¿qué le van a decir? ¿Y qué le voy a decir?”. Esto es seguido por un comentario sobre el hecho de que este joven se encuentra en una encrucijada, y que su elección de objeto podría cambiar.

Charles Melman precisa que la respuesta que dio a su analizante, por ser “la que era necesaria”, también fue “falaz” y “tautológica”. La respuesta es: “Las mujeres jóvenes son deseables porque son agradables de ver”.

Charles Melman se felicita con su intervención: “Como hubo una demanda, esta respuesta tuvo su eficacia”. Nos enteramos de que en efecto ésta llevó al joven a entablar “una relación con una joven chica.”

Las cosas no se detienen ahí, porque el analista se estremece en enseñar a su analizante  a hablar como conviene. Nos cuenta que él estuvo, durante un tiempo, “en guerra con él”, porque el joven persistió en hablar de su nueva compañera designándola como su “compañera”. El Sr. Melman considera que el término compañera” es decididamente “imposible”. De hecho, “necesariamente recuerda la relación con el compañero”. Basada en el compañerismo, la relación entre el joven y la chica se basa en la identidad entre los dos jóvenes, más que en su diferencia.

Sea como fuere, nos enteramos de que el joven está avanzando, y que su relación pasa por las etapas “inevitables” y “normales” de la vida de la pareja. “Tuve el privilegio de asistir a toda la película”, dice Charles Melman.

¿Así que todo se desarrolla normalmente – o más bien normelmante? – hasta el momento en que el joven da un sueño: “Soñé, anoche, que estaba durmiendo con alguien que no era mi compañera, y fue muy agradable.” El analista comenta: “Y obviamente, me pregunta: ‘¿Y por qué no debería dormir con alguien que no sea mi compañera?’ Dirigiéndose de nuevo a la audiencia, Charles Melman a su vez le preguntó: “Aquí también, creo que todos ustedes tienen la respuesta. ¿eh? Tienen la respuesta, ¿no? ¿Saben de inmediato lo que es necesario decirle?»

Después de una breve digresión teórica, vuelve a la carga: “¿Qué se le debe decir de este joven que está evolucionando bien, que está evolucionando normalmente?”. Luego, un poco más tarde, de nuevo: “¿Entonces? ¿Alguno de ustedes estaría dispuesto a ayudarme? ¿Uno de ustedes? ¿O ayudar a este chico? ¿Qué le vamos a decir? “. Una oyente se arriesga. La forma de su intercambio con el orador es un recuerdo del juego de las congeladas del cual Charles Melman se convertiría en el árbitro al distribuir el tú congelas y tú descongelas.

La participante se congela cuando le propone: “¿Podemos decirle que vaya justamente con estas chicas que desea?” Charles Melman respondió que esta era “la posición de la facilidad”. Luego ella pregunta si el joven no sufriría una disminución en el deseo hacia su compañera, pero Charles Melman la tranquiliza: todavía tiene “deseos honestos” para ella, al mismo tiempo que también desea a otra mujer joven.

Luego nos cuenta que el joven le confesó –”sonrojándose, porque sigue siendo un buen chico”– su fantasma: frecuentar clubes de swingers. La participante sugiere que tal vez se podría hacer al joven reflexionar en el riesgo que él corre engañando a su compañera, el de perderla. Esta vez, ella se descongela. Charles Melman le anima: “Usted está avanzando”. Por desgracia, continuando su impulso, inmediatamente ella se vuelve a congelar. Un último intento, y ella se sobrecongela completamente. Aquí ella está abdicando: “Pero entonces, ¿qué podemos hacer por este joven?”

Charles Melman finalmente entrega la verdad a la audiencia: “Tal vez lo que podríamos decirle es que, de todas maneras, el deseo que tiene por su compañera está sostenido por el deseo de otra cosa, y que si tuviera acceso a esta otra cosa, rápidamente se mostraría que seguiría siendo el deseo de otra cosa”.

Esta vez, no sabremos los efectos de la interpretación en el joven. Sin embargo, sospechamos que ella le evitó este segundo “resbalón” anunciado, y que él se mantuvo en el camino preferido por su analista.

A la hora de concluir, el conferencista lamenta “la carencia de enseñanza recibida en la familia” antes de añadir (refiriéndose a la primera parte de la conferencia): “Todo lo que he contado […] se encuentra radicalmente achacado por la disolución de la familia”. En efecto. A medida que ha pasado el tiempo, el Sr. Charles Melman descubre que el mundo está cada vez menos adaptado a su saber, y piensa que es el mundo el que está equivocado.

La conferencia llega a su fin. Una voz se escucha in extremis de la audiencia: “Quería tener su opinión […] sobre la importancia de la educación religiosa”. El conferencista recuerda que la religión “se basa en lo que Freud llamó una ilusión”. Es indudable que Freud, especula el señor Melman, estimaba que el amor consagrado a un “padre creador y organizador” aleja al sujeto de sus responsabilidades, le que le tomen de la mano, que le enseñen lo que debe hacer, y lo condena a una puerilidad definitiva.

Sin embargo, ¿no es a tal posición que el Sr. Charles Melman invita de facto, ya sea como analista (al menos en esta viñeta) o como enseñante (al menos durante esta conferencia)?

Los analistas en formación en el Sr. Melman aprenden la respuesta correcta y los chicos “bien en todos los aspectos”, que se preguntan por qué deberían desear una niña aprenden que “son agradables de ver”. Se los incita a permanecer straight de los pies a la cabeza, y fieles a su compañera.


*A. Lebovits-Quenehen.  « Anti-Melman. Monsieur Charles Melman bouleverse la psychanalyse », in Lacan Quotidien, #931. 2021-06-07, pp. 7-9.

[1] F. Engels. Anti-Dühring. La revolución de la ciencia por el Señor Eugen Dühring. Editorial Fundación Federico Engels, 2017.

[2] Ch. Melman. Le devenir des enfants dans la crise culturelle. [En línea] : Grande conférence de Charles Melman – Le devenir des enfants dans la crise culturelle III – YouTube. 2021-04-15.

Cfr. la respuesta de Charles Melman en: https://www.freud-lacan.com/getpagedocument/29115

Publicado por Psicoanálisis Lacaniano

@pachuko84

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: