¿De qué son índice los fenómenos elementales psicóticos? – por Jean-Claude Maleval – 2020-05-25

¿De qué son índice los fenómenos elementales psicóticos?

Por Jean-Claude Maleval

2020-05-25

……………..

Con François, habíamos escrito algunos artículos en colaboración en nuestra juventud, cuando éramos profesores en París XIII-Villetaneuse. Con ocasión de uno de ellos, guardo el recuerdo de que me había presentado a Werner Janzarik y su libro fundamental Constellation dynamique des psychoses endogènes[1] que él consideraba el final de un ciclo de trabajos fenomenológicos, “daseinanalíticos” y estructuras particularmente notables. Este libro todavía no está traducido al francés. Sólo sé lo que pudo transmitírmelo rápidamente gracias a su conocimiento acerca de las lenguas extranjeras.

Fuimos invitados en 1990 a la 3a Jornada del Hotel-Dieu por Henri Grivois, uno de los sucesores de Clérambault en la Enfermería Especial de la Prefectura de Policía de París. En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de conocer al encantador Gaston Ferdiére, psiquiatra de Antonin Artaud en Rodez, durante una de sus últimas apariciones públicas. François preguntó: “¿De qué son índice los fenómenos elementales psicóticos?”[2] Su trabajo lanzó sobre mí una luz en la comprensión de un pasaje particularmente difícil de la De una cuestión preliminar.[3]

Comentando sobre fenómenos “erróneamente llamados intuitivos”[4], Lacan comenta: “el efecto de significación se adelanta en ellos al desarrollo de ésta. Se trata de hecho de un efecto del significante, por cuanto su grado de certidumbre (grado segundo: significación de significación) toma un peso proporcional al vacío enigmático que se presenta primeramente en el lugar de la significación misma.”[5] François demostró que esta compleja notación clínica tenía su fuente en la psiquiatría alemana, de la que Lacan tenía, como él, un conocimiento de primera mano. En su tesis, Lacan correlacionaba la “significación personal imposible de precisar”[6] en la clínica de las interpretaciones frustradas de Meyerson and Quercy[7]. François nos permitió dar algunos pasos más, señalando que el término “significación personal”[8] fue una traducción hecha por Sérieux y Capgras[9] en 1909 de la “Krankhafte Eigenbeziehung”.

Esta noción fue introducida en 1891 en un artículo de Clemens Neisser[10] citado por Lacan en la bibliografía de su tesis de 1932. Un artículo que Francois tradujo y que fue incluido en la colección de los trabajos del Coloquio sobre ¿Psicosis naciente, psicosis única?[11] Bajo diversas apelaciones, precisó, la experiencia de significación personal fue considerada como un fenómeno elemental muy característico de la psicosis por un gran número de autores germánicos. Del mismo modo, inicialmente hubo una cierta preeminencia en Lacan del fenómeno elemental de significación personal debido a la importancia operativa de la noción de estructura como estructura del significante. Según Neisser, la “significación personal” era el síntoma esencial y cardinal de la paranoia. La traducción al francés genera algunas ambigüedades al orientarse hacia la noción de una significación que el sujeto se apropiaría por derecho propio. La obra de François Sauvagnat permitió comprender que no se trataba en nada de esto, iluminando la referencia al “grado segundo: significación de significación”. En efecto, Neisser caracterizó la significación personal como un proceso de pensamiento erróneo que “se manifiesta en la forma en que los enfermos, en estados sin afectos, sin que se den cuenta, sin que lo quieran, captan representaciones que se ofrecen a su conciencia como estando en relación con su propia persona”[12]. Definición que requiere de un ejemplo clínico para ser bien comprendida. Así, la traducción de François resultó valiosa. Un enfermo así escribe Neisser, declara que “la presencia de otras personas, sus palabras y su oficio tienen […] un efecto muy perturbador en él”[13]. “Todo lo que se dijo le parecía tan sospechoso, cualquier declaración le concernía agudamente; […] lo miran de una manera tan singular, cuando hablan entre ellos se trata de él; se siente muy bien, incluso si no sabe la razón”[14]. Se me ocurrió ese día que uno de los términos utilizados por Grivois para caracterizar la psicosis naciente, el de “concerniente”[15], podría haber sido una traducción que evocase más intuitivamente la clínica Neisser.[16]

François fue para mí un puente hacia la riqueza de la psiquiatría alemana y para entender las raíces de la investigación de Lacan en ella. Era más que eso: un colega con el que luchamos muchas batallas por la extensión del psicoanálisis, en la universidad, pero también en otros lugares, siempre codo a codo.


*J.-C. Maleval. De quoi les phénomènes élémentaires psychotiques sont-ils l’indice ?, in Hebdo Blog # 205. [En línea] : https://www.hebdo-blog.fr/de-quoi-phenomenes-elementaires-psychotiques-lindice/

Traducción por Patricio Moreno Parra.

[1] W. Janzarik. Constellation dynamique des psychoses endogènes, New York, Springer, 1959.

[2] F. Sauvagnat. « De quoi les phénomènes élémentaires psychotiques sont-ils l’indice ? », in Grivois H. (s/dir.), Psychose naissante, psychose unique ? Paris, Elsevier Masson, 1991, p. 69-83.

[3] J. Lacan. “De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de las psicosis”, in Escritos, tomo 2. México: Siglo XXI, 2009.       

[4] Ibíd., p. 516

[5] Ídem.

[6] J. Lacan. La psicosis paranoica en sus relaciones con la personalidad. México: Siglo XXI, 1979, p. 124.

[7] I. Meyerson y Quercy P., « Des interprétations frustes », Journal de psychologie, de neurologie et de médecine mentale, n°17, 1920, p. 811-822.

[8] C. Neisser. « Eröterungen über die Paranoïa », Zentralblatt für Nervenheilkunde und Psychiatrie, 1892, citado por J. Lacan, in De la psychose paranoïaque dans ses rapports avec la personnalitéop. cit., p. 140.

[9] Cf. P. Sérieux, Capgras J., Les Folies raisonnantes. Le délire d’interprétation, Paris, Félix Alcan, 1909.

[10] C. Neisser. « Eröterungen über die Paranoïa », op. cit.

[11] H. Grivois. (s/dir.), Psychose naissante, psychose unique ?, Paris, Elsevier Masson, 1991.

[12] C. Neisser, citado por F. Sauvagnat, in « De quoi les phénomènes élémentaires psychotiques sont-ils l’indice ? », op. cit., p. 72.

[13] C. Neisser. « Discussion sur la paranoïa du point de vue clinique », in Grivois H. (s/dir.), Psychose naissante, psychose unique ?op. cit., p. 88.

[14] Ibíd., p. 89.

[15] Starobinski J., cité par H. Grivois, in « Psychose naissante. Une ascèse catastrophique », in Grivois H. (s/dir.), Psychose naissante, psychose unique ?op. cit., p. 138.

[16] Cfr. C. Neisser. « Discussion sur la paranoïa du point de vue clinique », op. cit., p. 85-96.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s