¿Cómo el Sexo les llega a los Niños? – Por Laura Sokolowsky y Hervé Damase – 2020-02-12

¿Cómo el sexo les llega a los niños?

por Laura Sokolowsky y Hervé Damase

12 de febrero de 2020


¿Podría ser un misterio de la naturaleza? Ser una niña o ser un niño no parece ser algo evidente en la época de los trastornos en el género. Una tendencia actual pone en tela de juicio la diferencia sexual como una ideología socialmente anticuada. “Niña o niño” parece la alternativa a la que se trata de escapar porque ésta inscribiría al sujeto en un destino totalmente trazado, sin lugar a la sorpresa.

Así, el héroe del manga juega en la transformación permanente, pasando de un polo a otro del espectro sexual para encarnar la nueva figura ideal a la que el niño se aferra para ilustrar la vacilación a la que su ser es confrontado. Al diablo con el rosa y el azul, ¡viva el arco iris! ¿La fluidez de género es una nueva norma que tiende a imponerse en nombre de una libertad de cada uno para elegir su propio sexo?

Si la vulgata de un estándar edípico -identificación con el padre del mismo sexo- ya no se sostiene frente al impase de lo sexual, ¿cómo podemos encontrarlo en este nuevo laberinto de fuera-del-sexo? ¿La moda de vestido unisex y la denuncia del sexo de asignación son suficientes para dar a los niños más margen de maniobra en la elección de una posición sexuada?

La experiencia freudiana infantil

Freud demostró que la experiencia infantil estaba fundada en dos ejes: por un lado, las pulsiones parciales, por otro, la comparación imaginaria de los cuerpos. La percepción de los órganos genitales del otro conlleva consecuencias decisivas. El descubrimiento de la castración materna es traumático porque si su madre está castrada, el niño comienza a creer en la castración. Por su parte, la niña se percibe a sí misma como privada en su cuerpo y esto la lleva a esconder, negar o compensar esta privación. Para Freud, la referencia al cuerpo es omnipresente porque el falo es un significante localizado en el cuerpo sexado. Este encuentro constituye para cada uno, niña o niño, un momento de crisis.

El modelo freudiano siempre es de actualidad porque para el niño se trata de tomar una posición: debe inventar su solución con los medios a su disposición. ¿Qué sucede cuando crece en una familia monoparental o si ésta se basa en una relación homosexual? Hoy, ¿encontraría el pequeño Hans de Freud una solución diferente a su fobia a los caballos para tratar el goce de sus primeras erecciones, de las que no sabe qué hacer o pensar? ¿Los síntomas infantiles evolucionan con el discurso contemporáneo?

La anatomía no es el destino

Lacan tuvo en cuenta las últimas elaboraciones freudianas relativas a la sexualidad femenina: la castración no debe entenderse como el camino necesario en una mujer. La sexuación no depende de la realidad biológica, las ambigüedades genitales de naturaleza orgánica no determinan la asunción subjetiva del sexo. Al plantear que cada sujeto debe arreglárselas con la existencia de lógicas femenina y masculina, así como con el cuerpo que tiene, Lacan liberó el psicoanálisis de la restricción de que la anatomía es el destino.

Por su parte, la clínica analítica revela que las identificaciones infantiles no coinciden necesariamente con las nominaciones que provienen del Otro. A veces un niño se siente femenino, más cercano a su hermana que a su hermano o a su padre. Y sucede que a veces una chica aspira a convertirse en un niño rechazando ciertos signos asociados con lo femenino.

¿Estas identificaciones de la infancia prejuzgan el devenir sexual? ¿Cuándo y cómo los niños hacen la elección de una posición sexuada y de un modo de goce? ¿Los síntomas actuales que llevan a los niños a análisis están relacionados con la elección problemática de la identidad sexuada?

¿Distinción o sexuación?

Lacan subraya que es el adulto quien hace una distinción entre la mujercita y el hombrecito en función de criterios dependientes del lenguaje. Aquellos los distinguen han hecho ellos mismos una elección de goce; encarnan una posición anterior en cuanto a la sexuación.

La neolengua actual aboga por el uso del neutro con el fin de evitar toda discriminación entre femenino y masculino. Este proyecto que consiste en desexualizar la lengua borrando los géneros gramaticales o utilizando el llamado lenguaje epiceno no ayuda a los niños a liberarse de los prejuicios e ideales que pesan sobre ellos. En la institución familiar, como en todos los demás lugares de la infancia, los adultos deben alejarse de ello para permitir que los niños se enfrenten, a su manera, a la cuestión de la elección sexuada inconsciente. La práctica en instituciones especializadas ya sea en el ámbito de la salud o social, está a la vanguardia de esta reflexión, la enseñanza que podemos extraer de ella es crucial.

Entre la palabra y el silencio

La sexuación femenina se especifica por no estar totalmente sometida a la castración: existe una división entre el goce fálico y el goce del Otro, también designado por Lacan como goce suplementario. Éste se basa en el goce de la palabra ya que el vínculo amoroso se sostiene por un Otro que habla.

Por lo tanto, el parloteo de los niños, a quienes a menudo se le pide que guarden silencio para aprender, toma su fuente en la posición sexuada que consiste en gozar de la palabra. Al contrario, ¿qué podemos decir de los niños silenciosos? ¿No están conectados con otro modo de goce que cortocircuita la palabra, que debe ser causado por un objeto pulsional, siempre el mismo? La disimetría sexuada con respecto al goce a veces se detecta precozmente, y se debe prestar le prestar atención a ello. La falla de lo sexual está en el fundamento de nuestra clínica.

Esta jornada será una fuente incomparable de enseñanza epistémica y clínica para aquellos y aquellas que analizan, educan y cuidan a los niños al acoger su palabra, en una época en la que pone en duda la cuestión del Edipo y destaca la castración que opera en la toma del lenguaje en los cuerpos.


Traducción de Patricio Moreno Parra

Recuperado de: https://institut-enfant.fr/la-sexuation-des-enfants/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s